miércoles, 20 de febrero de 2008

CHATEANDO SOBRE LA VIDA


Hace unos días estaba chateando con Mariela y me comento que desde que yo le conté sobre mi confusión, ella no para de pensar en eso. Me dijo que todo el tiempo pieza en eso y que está muy triste, porque no le gusta a ella ser así y ver que su mejor amigo, o sea yo, sea a si y este pasando por los mismos problemas que ella, la pone muy triste.
Me dijo que era una vida de mierda, porque todo el tiempo hay que estar ocultándose o por lo menos viviendo dos vidas, porque aunque tengas totalmente asumido tu homosexualidad y te importe un comino el exterior, el miedo está. Vivimos en un mundo en el que estamos constantemente influenciados por nuestro ambiente y que constantemente cambiamos nuestro comportamiento para sentirse uno más cómodo y para un gay sentirse cómodo muchas veces es mintiendo, ocultándose, viviendo dos vidas.
Lamentablemente por momentos pienso en que injusta que es la vida en que haya gente diferente, y aunque en realidad todos somos distintos nos podemos agrupar, homosexuales, heterosexuales, lindos, feos, negros, blancos, gordos, flacos, afeminados, masculinos, machotas, femeninas, ricos, pobres…
Y otras veces pienso… pero si yo creo que somos solo energía (mi pensamiento es ese), que me importan los otros si después me voy de este mundo o me transformo, como diría un amigo blogger, y nadie se acuerda de mi, nada, me voy con los lindos momentos de la tierra y si no soy feliz qué me queda?
Hay que tener un poder mental impresionante para que no te importe el exterior y ser totalmente feliz consigo mismo, pero… ustedes piensan que se puede?

5 comentarios:

drock dijo...

es posible y está dentro nuestro. creo que la clave es saber incorporar el lado gay a nuestra personalidad de una forma en la que sepamos midificarlo a nuestro gusto, sentirnos felices y orgullosos de el, y discernir acerca de lo que realmente queremos y como queremos forjar ese lado a nuestra personalidad. es realmente una de las útimas etapas de la aceptación ideal de la homosexualidad.la presión externa juega su papel, como a lo largo de casi todo el camino. pero hay que deshacerse de ella al menos para tratar de darse cuenta de cómo nos posicionamos nosotros, y dejar que sea una presión.
como dije en mi blog, el verdadero cambio está dentro nuestro, y es mágico, es un cambio de actitud, una evolución interna.
un abrazo, nos leemos =)

Rayo de luna dijo...

Hola Ivan
Bueno tengo mucho sueño, pero hoy drock me paso tu blog y me dijo que eras un chico interesante, asi que me puse a leer desde el principio y acabo de terminar... La verdad me siento re parecido a vos. Mi abuelo se suicido de una forma parecida, y tambien dejo una notita, mas bien una carta, y mi familia es algo mas caótica que la tuya. Tambien estoy confundido con las muejeres, etc etc etc
me siento parecido a vos :P
te sigo leyendo y claro, te agrego a mis blogs. Un beso

Rayo



Pd: Trate de entrar al blog de tu amiga y no se puede... Aún no escribió nada?

wyat dijo...

Es un poco dificil, yo ahora aunque estoy la mar de feliz conmigo mismo, sigo evitando algunas situaciones, sera quizas por miedo a que me dejen apartado, y espero que cambien algunas cosas...pero cada cosa a su tiempo...chiao.

Pietro dijo...

Hola, Iván:

Acabo de conocer tu blog y de leer tus últimas columnas.

Sobre tu reflexión, es claro que aún existen muchas complicaciones para que la persona homosexual pueda liberarse por completo de las cadenas que la atan a la discriminación. Algunas están afuera, es cierto, pero Drock tiene razón: las más importantes son las interiores, las cuales, una vez rotas, te permitirán sortear con facilidad los obstáculos que se te presenten en el camino.

Sé que lo lograrán, porque eres un muchacho sensato. Te deseo mucha suerte, y de cuando en vez leeré cómo sigue tu vida. Abrazos.

Tato dijo...

Supongo que se puede. Pero todo es parte de laq vida y es una cuestion de percepcion personal.

Todos tienen (tenemos XD) problemas, solo que a algunos les afectan mas y a otros menos. Y quiza es eso lo que no permite la tranquiliddad total.

Y la gente.... el exterior... Y bue, es lo que hay XD

Saludos.
pd: No hace falta ser gay para sentirse fuera de foco. ;)